viernes, 23 de agosto de 2013

1817 año de la Esperanza

            El 2 de enero de 1817 Bolívar se halla en Barcelona.  Recién acaba de llegar de la Isla de Margarita después de su segunda expedición de Los Cayos.  Las noticias que le llegan de los frentes de guerra son esperanzadoras.  1817 empieza a ser un año como para afianzar el optimismo luego de tantas divisiones, desaciertos y descalabros.  Margarita se halla libre.  Igualmente las provincias de Barcelona y Cumaná (excepto la capital) y la mayor parte de los llanos de Caracas.  Urdaneta con el ejército granadino ha tomado la Villa de San Fernando de Apure.  El general Mariño sitia a Cumaná, último reducto de los realistas en esa provincia mientras Piar y Cedeño estrechan a Guayana reduciendo a los españoles en el casco de Angostura.
            Este panorama no es para menos, Bolívar manifiesta su optimismo.  Quiere rápidamente ordenar el ejército, reunir los recursos para marchar si es posible hasta Caracas y luego cumplir la empresa mil veces soñada de llegar hasta el Perú.
            Su primera  carta de año nuevo es para el Coronel Leandro Palacios, quien se encuentra en las Antillas.  La redacta el 2 de enero en la propia Barcelona.  “Mi querido Leandro:  Nosotros acabamos de tener las mejores noticias del interior, habiéndose reunido el ejército del general Urdaneta con el general Zaraza; y luego que este ejército se haya provisto de algunas armas que le faltaban, formará reunidos a nuestras tropas una masa de más de diez mil hombres, con la cual nada es capaz de impedirnos marchar sobre Santafe y el Perú y liberar estas provincias del yugo de los tiranos que las oprimen”.

            Pide Bolívar a los emigrados de Venezuela que se encuentran en las colonias, que vuelvan a su patria y particularmente incita a los oficiales a compartir los laureles de la gloria destacando que la mayor armonía reina ya entre él y Mariño, quién se halla sitiando a Cumaná con más de tres mil hombres, y Piar con su ejército en el propio corazón de la provincia de Guayana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada