domingo, 4 de agosto de 2013

La Encomienda



            El 26 de febrero de 1513, La Encomienda, institución creada por el Rey de España para favorecer en cierto modo a los pobladores indígenas y afincar la colonización, fue decretada por dos vidas.
            Al principio la encomienda era personal y de por vida.  Posteriormente se hizo por dos vidas, es decir, transmisible a un heredero por la vida de éste y finalmente a tres vidas aunque se presentaron casos del disfrute de ella por cuatro generaciones.
            La Encomienda era una especie de feudo que el Gobierno de la Colonia entregaba a pobladores calificados, de linaje y méritos, para que la explotara, desarrollara y fundamentalmente se cuidara de los indios como “vasallos libres” que se encontraban o vivieran dentro de los límites de las tierras adjudicadas.
            Los indios debían pagarle a ese Señor un tributo; pero, como nuestros aborígenes eran muy pobres, el tributo generalmente lo pagaban con servicios personales,  trabajando en las haciendas de los encomenderos.  Para los indios esto era preferible a la anterior condición de esclavos y de animales de caza que le quisieron imponer los gobernadores Welseres y semejantes.  Los encomenderos debían informar al gobierno realista de sus obligaciones para con los indios como eran las de protegerlos a toda costa y contra cualquier enemigo o esclavista, darles un trato humano y educarlos en los principios de la fe cristiana.
            Los indios eran entregados con una cédula que decía:  “Con la presente os son entregados a título de depósito a Vos N.N. Al Señor y los naturales del pueblo  de tal, para que os sirváis de ellos y que os ayuden en el cultivo de vuestras tierras...a condición de que le habéis de enseñar las verdades de nuestra Santa Fe Católica, sin omitir cuidado alguno para conseguirlo”.
            El primer gobernador que repartió encomiendas en Venezuela fue Juan Pérez de Tolosa, fundador de El Tocuyo.  Este sistema de Gobierno aunque imperfecto acabó con la matanza de indios, encauzó la conquista y vigorizó  las bases de la colonización.

                                                                                     @Piocis



1 comentario: