viernes, 23 de agosto de 2013

Fundación de “El Impulso”

El primero de enero de 1904 apareció el primer número de “El Impulso”, diario fundado en Carora y actualmente  editado en Barquisimeto.
            Nació con el lema de “Diario de intereses nacionales” bajo la dirección de Federico Carmona, acompañado en la redacción y administración por Pedro Francisco y Jesús M. Carmona, respectivamente.
            La imprenta Torres donde comienza a editarse el diario, fue fundada por el propio Federico Carmona cuando contaba 25 años y la empresa operaba cerca de la Plaza Bolívar de Carora.  Doce años después Carmona cristalizó la idea del periódico que circulaba por las tardes de los días laborales.  Entonces se podía obtener el ejemplar de “El Impulso” pagando tan sólo una locha y la suscripción mensual costaba dos bolívares.  No había una tarifa rigurosa para el espacio publicitario.   Los precios para el anunciante eran convencionales, pero había que cancelar por anticipado.
            Veinticinco años después de su fundación, el “viejo” Carmona decidió reubicar la sede de “El Impulso” en Barquisimeto por razones económicas y a fin de sustentarlo sobre una base social más amplia ofrecida por la capital larense.  Era la  época del aeroplano.  Había pasado la de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez llevaba once años en el poder.
            En Barquisimeto (1929) “El Impulso” comenzó a aparecer con el minilogotipo de un avioncito en su cabezal que lo identificaba con la época.  Este avioncito es cambiado en 1970 por un cohete espacial y el cambio coincide con la edición del periódico en sistema offset.

            “El Impulso” no tardó en hacer de Barquisimeto su plaza más fuerte, echó raíces profundas y en corto tiempo se colocó a la cabeza del periodismo de provincia atrayendo a colaboradores de prestigio nacional.  Actualmente circula con cuatro cuerpos, tiene páginas especializadas y se comporta como un diario standard, ágil, con un gran caudal de lectores y trasciende mas allá del Estado Lara y de la Región Centrooccidental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada