viernes, 23 de agosto de 2013

Bolívar en Pativilca


            El 7 de Enero de 1824 Bolívar se halla en Pativilca, enfermo, y con ganas de abandonar la causa.  Sobre ello escribe a Santander en Bogotá porque el problema no es sólo su salud complicada y agravada por su intensa marcha por el Sur en manos de fuerzas enemigas poderosas, sino las continuas deserciones y la falta de un ejército numéricamente importante, disciplinado y coherente.
            Bolívar pide auxilios a Colombia porque los godos son poderosos y hacen movimientos envolventes.  Pero el Libertador se pregunta qué hacer con los auxilios en caso de que lleguen sino son tropas organizadas, sino reclutas sin disciplina, sin moral, sin orden y sin equipo.  Qué pueden hacer sus 7 mil hombres contra 12 mil del enemigo ya vencedores, aguerridos y orgullosos.  Bolívar ve el panorama demasiado oscuro.  Sobretodo porque el gobierno de Colombia no responde eficiente ni suficientemente con tropas.  “Si hay 400 granadinos o venezolanos es lo que más tenemos, y los suranos son tan desertores como no hay ejemplo; tanto es, que hemos perdido ya 3.000 en el ejército del Perú.  De todo esto se deduce que yo no me quiero encargar de la catástrofe de ese país” le dice Bolívar al general Santander.
            Además – continúa el Libertador -, no quiero encargarme tampoco de la defensa del Sur, porque en ella voy a perder la poca reputación que me resta con hombres  tan malvados e ingratos”.
            Bolívar manifiesta a Santander que debido a esta situación no le queda más alternativa que irse a Bogotá tan pronta se restablezca de sus males agravados tras una prolongada marcha por la sierra del Perú.  Se trata de una complicación de irritación interna y de reumatismo, de calentura y de un poco de mal de orina, de vómitos y dolor cólico.
            Todo esto – dice Bolívar – hace un conjunto que me ha tenido desesperado y me aflige todavía mucho.  Ya no puedo hacer un esfuerzo sin padecer infinito.  Ud. No me conocería porque estoy muy acabado y muy viejo, en medio de una tormenta como esta represento la senectud...” Mas Bolívar se restablecerá, permanecerá en Pativilca hasta Marzo y en Junio con su victoria en la Batalla de Junín cambiará todo el panorama oscuro que el 7 de Enero en medio de las calenturas de sus males veía con deprimente pesimismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada