viernes, 23 de agosto de 2013

CRONOLOGÍA DE VENEZUELA / Prólogo

Cuando  la  enseñanza   de nuestra  historia  ha   sido   minimizada  dentro del    marco de las ciencias   sociales  y  se  oyen  quejas  y  reclamos,  al  doctor  David  Natera Febres,  director del  “Correo   del   Caroní”,   se  le  ocurre  que  elementalmente  y dentro  de las  limitaciones  del  periodismo  regional, podríamos  colaborar con  la comunidad,  especialmente  con  la  juventud  estudiosa, tratando de  compensarla en  parte  por la  merma   sufrida  en la  enseñanza de la  Historia  Patria en  escuelas  y liceos. Compensarla  informándole del  hecho  histórico   más  relevante del día  en que aparece  cada  edición del  periódico,

            Inspirada en esa intención publicamos una columna cotidiana en primera página con la selección cronológica de los hombres y hechos de nuestra historia que ahora sin alteración reunimos en este libro.
            Sabemos que de esta manera no se enseña la historia por cuanto el problema que tiene actualmente planteado la educación no es únicamente de conocimiento o de poder saber de situaciones o personajes más o menos importantes, sino el de la formación de una conciencia histórica vinculada con la ideología y el proyecto de sociedad que se aspira, pero ya sólo sería otra cuestión de carácter científico y metodológico con definidos propósitos en el terreno político y social que, dicho sea, escapa a la finalidad de este libro, pero que de ninguna forma se distancia toda vez que para comprender y tener conciencia de la historia hay que ir a las fuentes primarias y situar los hechos en sus justo tiempo y dimensión.     
Lo que nos hemos propuesto, en este caso, es condensar, en forma ágil y llana, sucesos relevantes de la historia nuestra para atraer al lector hacia sucesos interesantes que pueden incentivarlo para en esta materia ir más allá de lo ordinario.
Este libro de una cronología especial, viene a ser entonces como especie de breviario ó diario histórico de acontecimientos que de una manera u otra tienen que ver con nuestra trayectoria de pueblo que al final nos podrían dar en líneas generales conocimientos objetivos de lo que es elemental saber para entender muchas de nuestras realidades.
Es un trabajo sin pretensiones, donde sólo destacan la premura y habilidad del periodista, el esfuerzo de síntesis, la dedicación diaria en la investigación, la lectura, comprensión de documentos, crónicas, reportajes y, fundamentalmente, libros de quienes se han esmerado con vocación académica a escribir la Historia de Venezuela.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada