domingo, 11 de agosto de 2013

Muerte de Codazzi


            El 7 de febrero de 1859, cuando Venezuela se desangraba por las heridas de la Guerra Federal, murió el Coronel Agustín Codazzi, no a causa de un balazo como el que liquidó a Zamora, sino de la fiebre malárica cuando viajaba haciendo estudios cartográficos de nuestras fronteras.
            Codazzi había nacido en Lugo, Italia, en 1793.  Era ingeniero, geógrafo y cartógrafo.  Formó parte de la expedición cartográfica de la Nueva Granada en 1850.  Dirigió la Escuela Militar de Bogotá y fue autor del Atlas de Colombia así como del Atlas físico y político de la República de Venezuela.
Colaboró Codazzi en las guerras de la independencia americana y, en Venezuela, llegó a ser Gobernador de Barinas, director de la Escuela de Matemática de Caracas, explorador del Orinoco y de importantes picos montañosos como el de más de dos mil metros de altitud que lleva su nombre en el Estado Aragua.
El aporte de este viajero y cartógrafo italiano al conocimiento de la geografía de nuestro país y Colombia es realmente valioso y referencial y más aún si se toman en cuenta las circunstancias y la época en que tuvo que desarrollar su trabajo.
Precisamente, Agostino o Agustín Codazzi, cruzaba los límites de Venezuela y Colombia a la edad de 66 años practicando levantamientos cartográficos, cuando fue atacado por la fiebre que lo llevó a la tumba en plena faena.
Había llegado a la región fronteriza de “Espíritu Santo” y se dirigía a la Sierra Nevada cuando la intensa fiebre lo detuvo en la hacienda  “El Pueblito” donde entró en agonía y murió.

Un viajero anónimo preparó sus restos y los depositó en una capilla cercana.  Su hija mayor, Aracelis, y su viuda, tuvieron muy tarde noticia de lo ocurrido, pero tan pronto se enteraron hicieron diligencias para exhumar los despojos y trasladarlos a la Catedral de Valencia de donde posteriormente fueron llevados al Panteón Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada