sábado, 10 de agosto de 2013

Muerte de Dalla Costa


            El 10 de febrero de 1894 murió en Ciudad Bolívar Juan Bautista Dalla Costa Soublette, uno de los gobernadores más progresistas de Guayana.  La Gobernó en tres períodos, siendo el más largo el comprendido entre 1866 y 1871.
            Le faltaban seis días para cumplir 71 años de edad cuando le sobrevino la muerte conmocionando a todo el Sur del Orinoco.
            El prócer de la Independencia, General Ascensión Farreras, dijo de él en carta dirigida al General Páez, que era el amigo de los pobres, el azote de los malvados y el regulador de los incautos.
            Gobernaba la provincia de Guayana el coronel José Ucroz cuando nació (16 de febrero de 1823) el hijo de don Juan Bautista Dalla Costa, italiano de origen, y de la venezolana doña Isabel Soublette Jeres Aristiguieta.
            De la infancia de Dalla Costa hijo se sabe poco, pero se infiere de viejas crónicas que a la edad de 16 años se hallaba en Londres pasando buena parte de su juventud y atesorando una educación valiosa que más tarde pondría al servicio de su patria.
Juan Bautista Dalla Costa Soublette ocupó importantes cargos en su vida pública; jefe político del cantón de Heres, concejal del Distrito Heres, Gobernador, Inspector General de los Ejércitos de Occidente de la República, Consultor de los Despachos de Interior y Justicia, Presidente del Estado Soberano de Guayana, Ministro Plenipotenciario, Senador por el Estado Bolívar y candidato a la Presidencia de la República.
Fue sin duda notable impulsor de la educación pública y a él se le debe la famosa circular y decreto que sobre esta materia dictó en 1867 adelantándosele en tres años al Decreto de Guzmán Blanco sobre la gratuidad y obligación de la educación primaria en Venezuela.

Ha sido considerado como hombre progresista y civilizador.  Fomentó importantes obras que todavía se conservan en el Estado y se ha escrito de él que cuando acudía a la contribución ciudadana, primero suscribía la suya. La estatua del Libertador que ocupa el centro de la Plaza Mayor de Angostura es producto de la iniciativa del ilustre guayanés, lograda a través de una gran colecta pública.  Esta estatua de bronce, similar a la de Bogotá, es la primera de las erigidas al Libertador en Venezuela después de su muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada