miércoles, 17 de julio de 2013

Día de la Cruz Roja


El 8 de mayo de 1864, Enrique Dunant, escritor y filántropo suizo, fundó la Cruz Roja que hoy tiene carácter mundial y está destinada a aliviar los sufrimientos de la humanidad.
En Venezuela, la fundación de esta institución fue muy posterior.  Se sitúa el 30 de enero de 1895 como uno de los actos conmemorativos del centenario del natalicio del Mariscal Sucre, el héroe de la independencia que más se preocupó por humanizar la guerra.
De esta manera nuestro país quedó adherido a las previsiones de la Convención Internacional de Ginebra de 1863 cuando  las naciones europeas, bajo la inspiración de Henry Dunant, acordaron medidas especiales para aliviar los sufrimientos de las víctimas de las guerras y la protección de los cuerpos que les prestaran socorro.
En tiempos de paz también es vital la presencia de la Cruz Roja.  Cuando ocurre una catástrofe en algún punto de la tierra, inmediatamente se hacen presentes las sociedades de otras naciones y cooperan en todas las formas de socorro posibles:  medicinas, alimentos, equipos de asistencia médica, con profesionales, auxiliares de enfermeras, ropas, tiendas de campaña, dinero, etc.
En la actualidad existen más de un centenar de sociedades de la Cruz Roja y 200 millones de miembros.  Existe igualmente la Cruz Roja Infantil que funciona en las  escuelas.  Todos están unidos en una intensa y denominada lucha contra el egoísmo y la indiferencia que devoran al mundo y cada año por este día reafirman el propósito  de luchar contra el sufrimiento y las miserias que oprimen a la humanidad.
Entre los fundadores de la Cruz Roja Venezolana figuran personalidades de excepcionales dotes científicos  y filantrópicos como Agustín Aveledo, Francisco Antonio Rísquez, Luis Espelozín, Pablo Acosta Ortiz, Manuel Díaz Rodríguez, Luis Razetti y Rafael  Villavicencio.  Su primer Presidente fue Sir Vicent Kennet Barrington, ciudadano inglés residente en Venezuela.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada