domingo, 28 de julio de 2013

Día mundial del agua

            El 22 de marzo de 1993 diversos organismos internacionales vinculados a las Naciones Unidas, acordaron adoptar esta fecha de manera simbólica para celebrar todos los años el Día Mundial del Agua.
            El acuerdo tomado en 1993 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, conjuntamente con la Organización Mundial de Meteorología, la UNESCO, el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables y las ONG u organizaciones no gubernamentales, entre otros,  se fundamenta en la necesidad de llamar la atención de los habitantes del planeta, sobre la importancia de conservar tan vital líquido.
            Si el hombre de nuestros días no emprende un esfuerzo continuo y sistemático para preservar y conservar los manantiales de la vida, listo estará para perecer y sepultar el porvenir de las venideras generaciones.  De manera que el uso indiscriminado de los recursos hídricos y el agotamiento cada vez más severo a medida que crecen las poblaciones, exigen una actitud de conciencia con respecto a su uso.
            Las estadísticas mundiales que se manejan sobre el agua para el siglo XXI, revelan que por lo menos un mil millones de habitantes de todo el planeta no tendrían garantía de acceder al vital líquido, y otros dos mil millones dispondrían del agua, pero de manera insalubre, toda vez que sería difícil el saneamiento adecuado.
            Por otra parte, se estima que para dentro de unos 25 años, la demanda del preciado líquido destinada al consumo habitacional estaría en un 7 por ciento, otro 2 por ciento a la industria y la diferencia en regadío.  De igual manera revelan las estadísticas  que más del 97 por ciento de las aguas de nuestro planeta son saladas y sólo una ínfima porción del agua dulce es de fácil acceso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada