jueves, 18 de julio de 2013

La Cruz de Mayo

            El 3 de mayo se inicia en toda la Venezuela campesina el velorio de la cruz de mayo.  Es una tradición muy arraigada en el alma popular y cuya historia se remonta a los mismos tiempos de la colonia.

            Se cuenta que tuvo su origen en el siglo IV de nuestra era cuando Santa Elena, madre del emperador Constantino, quién dio vida al cristianismo; descubrió el madero donde había sido crucificado Jesús en una Basílica de Jerusalén.
            El hallazgo dio lugar a una gran fiesta religiosa de cantos y ofrendas a la Santa Cruz que luego se extendió a Roma y finalmente a España y al Nuevo Mundo descubierto por Colón.
            Desde entonces cada pueblo del mundo celebra las festividades de la Cruz de acuerdo con su cultura.  En el caso de Venezuela, es una fiesta muy vinculada al fundamento de la idiosincrasia del llanero, del campesino y del pescador.  Durante la guerra de independencia siempre hubo un reposo para cantar y adorar a la cruz que durante todo el mes de mayo y a partir del día 3 se instala en un altar especial, ornada de flores, palmas y collares.  Por las noches, al ritmo de los instrumentos criollos tradicionales y al calor del chocolate, el café, el ron y la chicha, se le ofrecen recitales, décimas, galerones y contrapunteos hasta el amanecer.  Estos pueden ser; tanto religiosos como profanos.
            Un estudio, hecho por el antropólogo Alfredo Chacón, se refiere al velorio de la Cruz de Mayo como una celebración de contenido popular íntimamente relacionado con la economía agraria y la vida cultural que le corresponde a las economías de este tipo.  También señala cómo la tradición ha ido desapareciendo en algunas regiones con la extinción de nuestro campesino tradicional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada