viernes, 12 de julio de 2013

La Expulsión de Páez


Archivo:Jose Antonio Paez.jpg
       El 23 de mayo de 1850, Páez, que fue uno de los soldados más ilustres de la independencia, autor de la separación de Venezuela de la Gran Colombia y que gobernó al país e influenció en su  política durante diecisiete años, fue desterrado a bordo del barco “El Libertador”.
       La expulsión fue decretada por el entonces Presidente de la República, general José Tadeo Monagas, la misma persona a quién Páez ayudara con sus fuerzas y su prestigio para que escalara el poder.
       Páez se había rebelado contra Monagas porque éste dio participación en su gobierno al Partido Liberal y posteriormente cometió un atentado contra el Congreso de la República en venganza porque la diputación de Caracas lo acusó de despilfarrador de los dineros públicos y de infringir las leyes nacionales.
       En atentado contra la soberanía del Congreso que costó la vida a varios diputados, entre ellos, Santos Michelena, José A. Salas, Juan García y Francisco Argote, produjo honda reacción en la ciudadanía y una cadena de sublevaciones que comenzó con la de Calabozo encabezada por el general Páez.

       El Presidente Monagas, su hermano José Gregorio y Mariño tomaron el mando de las tropas del Gobierno y derrotaron a Páez en Los Araguatos.  Páez huyó a Nueva York pero regresó a Venezuela por las costas de Coro  para emprender nuevamente la lucha contra Monagas.  En esa ocasión el León de Payara se vio obligado a capitular y cayó prisionero.  Posteriormente fue embarcado a bordo del vapor “El Libertador” y expulsado a Nueva York, ciudad que le tributó un gran recibimiento.  Páez desapareció de la escena y fue llamado al país para ejercer la Dictadura, pero con el triunfo de la Federación se vio obligado a renunciar y nuevamente se refugió en los Estados Unidos donde murió en 1873.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada