martes, 30 de julio de 2013

Juan Bautista Arismendi


            El 15 de marzo de 1775 nació en La Asunción, capital de la Provincia Margarita, hoy Nueva Esparta, Juan Bautista Arismendi, hijo del capitán de milicias don Miguel de Arismendi y doña María Subero Ibáñez de Eduía Alfonso.
            Juan Bautista Arismendi, capitán a la edad de 25 años al servicio de la Corona, despunta como revolucionario en 1813 cuando desde las bóvedas del Castillo de Pampatar organiza la resistencia y se subleva apoyado por buques comandados por el corso José Bianchi, personaje que después defraudará a los patriotas al final de la Segunda República.
            Cuando Morillo vino desde España con 15 mil hombres a pacificar a la América sublevada, empezó por invadir a Margarita. Ante aquel despliegue de fuerza, Arismendi se sometió y la Isla quedó nuevamente en poder de los realistas. Meses después, concretamente el 15 de noviembre de 1815, el caudillo margariteño se alzó y con 50  hombres, tres fusiles y 120 cartuchos, tomó a Juan Griego y progresivamente toda la Isla. En represalia el Gobernador Joaquín Urreiztieta apresó a Luisa Cáceres, esposa de Arismendi, y la remitió a Cádiz de donde más tarde la heroína venezolana escaparía. A partir de entonces, la Provincia de Margarita será para siempre independiente y formará lazos con Guayana por la vía del Orinoco para afianzar la guerra de independencia en su tercera etapa.
            En 1819, mientras el Libertador se hallaba realizando la campaña de la Nueva Granada, el general Juan Bautista Arismendi, desacató una orden del Congreso y el general Rafael Urdaneta, comisionado para hacerla cumplir, debió remitirlo preso a la Cárcel de Angostura. Su paisano Santiago Mariño, disgustado por la medida, estimuló disturbios obligando al Presidente del Congreso, Francisco Antonio Zea, renunciar a favor del insubordinado Arismendi, quién fue sacado de la Cárcel y llevado en marcha triunfal hasta el parlamento. A su regreso de Nueva Granada, el Libertador puso las cosas en orden y devolvió a Arismendi su responsabilidad de continuar jefaturando el Ejército de Oriente por lo que Zea reasumió la Presidencia.
            Consolidada la independencia, Arimendi siguió prestando importantes servicios a la nación y durante el proceso separatista de Venezuela de la Gran Colombia se puso resueltamente al lado de Páez, quién lo ascendió a General en Jefe. Arismendi murió en Caracas  a la edad de 66 años, el 22 de junio de 1841.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada