miércoles, 10 de julio de 2013

La viruela en Venezuela

File:US Navy 091129-N-8960W-064 Hospital Corpsman Michael Parke gives a vaccine to Lt. Carlos Lopez aboard the aircraft carrier USS Nimitz (CVN 68).jpg
            El 3 de junio de 1790 el “Diario de Madrid” publicó una carta donde informa que por primera vez se inoculó en Venezuela la vacuna de la Viruela.  Los primeros inoculados fueron miembros de la familia del Marqués del Toro.
            La viruela que había segado más de sesenta millones de vidas humanas en Europa durante el siglo XVIII tropezaba con su contra, una vacuna descubierta por Eduardo Jenner, sabio inglés que se inmortalizó al inocular unas gotas de pus extraídas de una ordeñadora, a un joven de 14 años, Jacobo Phipps, quien reaccionó favorablemente.
            La vacuna se perfeccionó y como una bendición la recibió la humanidad.  España tan próxima a Inglaterra, cuna del descubrimiento, fue uno de los primeros países beneficiados y junto con ella todas sus colonias en América contagiadas por el mal.
            En Venezuela centenares  de venezolanos morían y los que no, quedaban marcados para toda la vida.  Antes de que descubriera la vacuna propiamente, existía otra manera de evitar las consecuencias mortales de la enfermedad y era mediante un rasguño doloroso en la piel.  Luego al receptor se le practicaban sangrías, se le aplicaban laxantes y eran sometidos a una dieta de hambre.  Este procedimiento lo denominaban los médicos “variolización” y según  Voltaire “había causado más miseria a la humanidad que el hambre, la peste y todas las enfermedades contagiosas juntas”.
            Entre las víctimas famosas de la viruela figuran el emperador José I de Alemania, Luis XV de Francia, La Reina Isabel I de Inglaterra, y el Zar Pedro II de Rusia.  La viruela en la actualidad no existe en Venezuela ni en ninguna otra parte del mundo.  Las campañas de erradicación llevadas a cabo bajo la égida de la Organización Mundial de la Salud han hecho de ella un suceso terrible del pasado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada