domingo, 28 de julio de 2013

El coronel Hippisley

File:Monumento legión británica.jpgMonumento a la Legión Británica

            El 22 de marzo de 1818, Bolívar quién venía de derrotar a Morillo en Calabozo, contesta al Coronel G. Hippisley, de tránsito en la Isla de Granada, una carta sobre la llegada de tropas inglesas que se sumarían a la causa de la Independencia.
            Se expresa así: “Señor Coronel: Tengo el honor de contestar su estimable carta del 9 de febrero que me ha entregado el teniente coronel English. Doy a Ud la enhorabuena por su feliz arribo, y doy a usted, las más sinceras gracias por los generosos servicios que tan gratuitamente ofrece usted a mi patria”
            “Solamente la gloria y la satisfacción de combatir por la noble y grande causa de la libertad de América, y la eterna gratitud de éste a sus bienhechores, pueden recompensar los sufrimientos y sacrificios de Ud. y de sus generosos compañeros”.
            “Ud. Ha estrechado la alianza que la América, y sobre todo Venezuela, deseaba formar con la Gran Bretaña. El almirante Brión debido ya partir para esa isla para facilitar el transporte de Ud. y de los oficiales y tropas que vienen a órdenes de Ud. También se ha ordenado que ejecute el movimiento que, por ahora, juzgo más importante. Mientras tengo el gusto de ver a Ud. incorporado al ejército, quedo de Ud. con el mayor respeto y consideración su atento y adicto servidor. BOLIVAR”.
            El almirante Luis Brión salió del Orinoco el 3 de Abril, recogió las tropas inglesas y después de hacer escala en Margarita llegó nuevamente a Angostura el 12 de julio con dichas tropas. Llegaba también a bordo el señor Juan Bautista Irvine, observador de los Estados Unidos y asistente más tarde como invitado al Congreso de Angostura.
            El Coronel Hippisley estará poco tiempo en Venezuela al mando de los Húsares. Desavenencias con los oficiales patriotas, entre ellos, el General Tomás Montilla, quién lo mete preso en la Cárcel de Angostura, y también con sus propios compatriotas ingleses, lo colocan en situación tal que al Jefe Supremo no le quedó más alternativa que pedirle la renuncia y expulsarlo del país. Hippisley publicará año después un libro revanchista deformando  la imagen del Libertador y entre otras cosas insinúa que era Bolívar amante de Isabel Soublette y que luego cansado de ella se la endosó a Juan Bautista Dalla – Costa (padre).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada