lunes, 8 de julio de 2013

José Gregorio Hernández

Pintura Dr José Gregorio Hernández2.jpg

             El 20 de junio de 1908 el doctor José Gregorio Hernández, el llamado médico de los pobres en nuestro país, viajó a Italia para internarse en la Cartuja de Lucca, de la Orden de San Bruno fundada en 1086.  Aquí permaneció durante nueve meses este científico, gran devoto de Dios y de los hombres, nacido en el lejano pueblito trujillano de Isnotú.
            José Gregorio Hernández fundó los estudios de medicina experimental en nuestro país y se distinguió como el primer científico en cultivar microbios, practicar vivisecciones y utilizar el microscopio en Venezuela.  Como profesor universitario ejerció una labor exigente, disciplinada y ejemplar.  Siempre decía que sin disciplina no podía haber ciencia y así lo comprendieron quienes en su cátedra universitaria estuvieron atentos a su lecciones.
            Vivió cincuenta y cinco años.  A los 24 obtuvo el titulo de médico cirujano en la Universidad Central  y a los 31 de ejercicio profesional le sobrevino la muerte (29 de junio de 1919).  Se proponía cruzar una esquina cuando un automóvil conducido por un antiguo alumno suyo en el Liceo Caracas, lo atropelló en la esquina de Urapal.  Muerte por fractura del cráneo certificó en el Hospital Vargas el doctor Luis Razetti, quién fue su colega y con quién el sabio hubo de polemizar sobre los orígenes de la vida.  Su desaparición en forma tan trágica e inesperada conmovió al pueblo por entero y desde entonces su nombre y su ejemplo de bondad y sencillez suscitan en el alma religiosa del pueblo una devoción tan profunda que lo trastocan en santo milagroso.  En su pueblo de Isnotú existe un museo donde se conservan como reliquias sus pertenencias y el que diariamente   visitan los turistas, peregrinos y viajeros de todas partes.


2 comentarios:

  1. ROSARIO A JOSÉ GREGORIO HERNANDEZ CISNEROS
    PARA COMENZAR: Con el rosario ordinario, se dice:
    -El Credo,
    -Un Padre Nuestro y,
    -Un Ave María.

    SEÑOR MÍO JESUCRISTO, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, en quien creo, en quien espero y a quien amo sobre todas las cosas: me pesa de todo mi corazón de haberos ofendido, por ser Vos quien sois, bondad infinita; y también me pesa, porque me podéis castigar con las penas eternas del infierno. Propongo, firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.
    EN LAS CUENTAS GRANDES DE LOS MISTERIOS: “Este rosario lo reza el Padre Eterno, lo reza Jesús de Nazaret, lo reza el Espíritu Santo y lo reza la Santísima Virgen María, para darle más poder al espíritu de José Gregorio Hernández Cisneros, para que haga las sanaciones con sus manos a los enfermos que él toque, queden sanados, la medicina son sus manos, para sanar y queden sanados”.
    EN LAS 10 CUENTAS PEQUEÑAS: “Padre nuestro, que estás en el cielo; santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación, y líbranos del mal. Amén”.
    PARA TERMINAR:
    -Un Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
    -Un Señor mío Jesucristo,
    -Un padre nuestro y
    -Un Ave María.

    BENDICIÓN:
    Que el Señor nos bendiga y nos guarde; que ilumine el Señor su rostro sobre nosotros y nos sea propicio; que el Señor nos muestre su rostro y nos conceda la paz. Y que el Señor nos bendiga a todos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
    “FAMILIA QUE REZA EL ROSARIO UNIDA, PERMANECE UNIDA”
    http://oracioncatolicamorroa.blogspot.com/search/label/JOSE%20GREGORIO%20HERNANDEZ%20CISNERO%20ROSARIO

    ResponderEliminar
  2. ROSARIO A JOSÉ GREGORIO HERNANDEZ CISNEROS
    PARA COMENZAR: Con el rosario ordinario, se dice:
    -El Credo,
    -Un Padre Nuestro y,
    -Un Ave María.

    SEÑOR MÍO JESUCRISTO, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, en quien creo, en quien espero y a quien amo sobre todas las cosas: me pesa de todo mi corazón de haberos ofendido, por ser Vos quien sois, bondad infinita; y también me pesa, porque me podéis castigar con las penas eternas del infierno. Propongo, firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.
    EN LAS CUENTAS GRANDES DE LOS MISTERIOS: “Este rosario lo reza el Padre Eterno, lo reza Jesús de Nazaret, lo reza el Espíritu Santo y lo reza la Santísima Virgen María, para darle más poder al espíritu de José Gregorio Hernández Cisneros, para que haga las sanaciones con sus manos a los enfermos que él toque, queden sanados, la medicina son sus manos, para sanar y queden sanados”.
    EN LAS 10 CUENTAS PEQUEÑAS: “Padre nuestro, que estás en el cielo; santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación, y líbranos del mal. Amén”.
    PARA TERMINAR:
    -Un Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo,
    -Un Señor mío Jesucristo,
    -Un padre nuestro y
    -Un Ave María.

    BENDICIÓN:
    Que el Señor nos bendiga y nos guarde; que ilumine el Señor su rostro sobre nosotros y nos sea propicio; que el Señor nos muestre su rostro y nos conceda la paz. Y que el Señor nos bendiga a todos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
    “FAMILIA QUE REZA EL ROSARIO UNIDA, PERMANECE UNIDA”
    http://oracioncatolicamorroa.blogspot.com/search/label/JOSE%20GREGORIO%20HERNANDEZ%20CISNERO%20ROSARIO

    ResponderEliminar