viernes, 14 de junio de 2013

Dictadura de Páez


            El 10 de septiembre de 1861 el General José Antonio Páez, quien hacía meses había llegado del exilio y contaba 71 años de edad, fue inducido a asumir la Presidencia de Venezuela en calidad de dictador.
            Ocurrió en plena guerra federal.  Era Presidente de la República el Dr. Pedro Gual, sustituto de Manuel Felipe Tovar, quien había dimitido ante el congreso por la fuerte oposición que le hicieran los partidarios del gran caudillo llanero.
            El Presidente Gual, deseoso del bien público, trató por medios pacíficos llegar a un acuerdo de paz con el partido liberal, pero sus gestiones no prosperaron en tal sentido.  Sobrevino un levantamiento militar y Páez fue llamado a dirigir los destinos del país en calidad de dictador.
            Sin embargo, Páez ya no era el caudillo vital de otros tiempos.  Fatigado y envejecido llegó un momento en que manifestó sentirse sin fuerza para continuar su carrera en el poder.  Confió el mando a Pedro José Rojas, quien con medidas arbitrarias desprestigió al caudillo llanero y al partido Conservador dejando el camino expedito para el triunfo de la Federación.
            El Tratado de Coche por el cual Páez se comprometió a abdicar ante una asamblea de representantes de la nación, reunida en La Victoria en abril de 1863, permitió el ascenso al Poder del gran líder de la Revolución Federal, general Juan Crisóstomo Falcón.
            Páez llegaba al final de su carrera política y militar en Venezuela.  Enemistado con los conservadores de los primeros tiempos, entre ellos, Juan Vicente González, quien le decía:  “Miserable, has borrado la fábula que te inventó mi cariño”, volvió a expatriarse.  Estuvo cinco años en los Estados Unidos y en 1868 se le veía en Buenos Aires buscando la subsistencia con un negocio de carne en conserva.  Entre 1871 y 1873 viaja por Uruguay, Bolivia, México, Perú, Panamá y Nueva York, donde falleció a la edad de 83 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario