miércoles, 5 de junio de 2013

Sublevación y muerte de Córdova

            El 5 de octubre de 1829 el general Daniel F. O’Leary, primer edecán del Libertador, salió de las Bodegas de Ronda donde se embarcó con tropas para combatir al joven José María Córdova que se había sublevado contra la autoridad suprema de Bolívar.
            O’Leary localiza a Córdova en el pueblo del Santuario y lo derrota no sin antes haberle propuesto rendición de armas e indulto.  Además de la derrota infligida, el joven Córdova sufrió heridas y un soldado norteamericano de nombre Ruperto Hand terminó de matarlo con varios sablazos.
            La Sublevación de Córdova respondía a un movimiento  gestado en la Gran Colombia contra la dictadura del Libertador y contra la proposición francesa de establecer una monarquía en Bogotá.
            Córdova, nacido en Medellín, fue discípulo del sabio Caldas fusilado por Morillo.  Caldas, era botánico, matemático y astrónomo.  Fundó en Medellín la escuela de ingeniería militar de donde egresó Córdova subteniente a la edad de 15 años.  A esta edad comienza su carrera militar al lado del general Cabral.
Luego que Morillo entra a pacificar a Bogotá, y se alzan patíbulos en cada plaza de Colombia, Córdova se cuenta entre los oficiales que con Santander a la cabeza llegan hasta los Llanos a unirse a las fuerzas del Libertador. Conoce a Bolívar en 1818 cuando éste lo asciende a capitán.  Ve renacer la República en Angostura, participa en la campaña de Nueva Granada y se inmortaliza en Pichincha y Ayacucho.  Bolívar lo tiene entre sus oficiales más dignos y de mayor confianza hasta el día en que los santanderiatas enarbolan la bandera del federalismo en contra del centralismo bolivariano.  Fracasa la Convención de Ocaña donde se pensaban dirimir las diferencias y Bolívar proclama la dictadura.  Córdova será uno de los sublevados y se enardecerá hasta encontrar la muerte en forma tan indigna el día en que pretende anticiparse al Libertador para rechazar la pretensión de una monarquía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada