sábado, 29 de junio de 2013

Los esclavos y su libertad


            El 9 de julio de 1816 Bolívar publicó un decreto en Ocumare de la Costa ofreciendo la libertad de los esclavos que abrazaran las armas de la República.
            El decreto decía así:  “Considerando que la justicia, la política y la patria reclaman imperiosamente los derechos imprescindibles de la naturaleza, he venido a decretar, como decreto, la libertad absoluta de los esclavos que han gemido bajo el yugo español en los tres siglos pasados.  Considerando que la República necesita de los servicios de todos sus hijos, tenemos que imponer  a los nuevos ciudadanos las condiciones siguientes:
            “Artículo primero:  Todo hombre robusto desde la edad de catorce años, se presentará en la parroquia de su Distrito a alistarse en las banderas de Venezuela, veinticuatro horas después de publicado el presente decreto”.
            “Articulo cuarto:  los parientes de los militares empleados en el ejército libertador gozarán de los derechos de ciudadanos y de la libertad absoluta que les concede este decreto de la República de Venezuela”.
La disposición surtió sus efectos en las regiones cacaoteras de Río Caribe, Carúpano y Cariaco, de numerosa población esclava.

Bolívar llegó a Ocumare de la Costa inmediatamente después de su expedición de Los Cayos que le permitió iniciar el tercer período de la República y terminar para siempre con el dominio español.  Para esta expedición el Libertador contó con la ayuda del General Alejandro Petión, Presidente de Haití, y del Almirante Luis Brión.  El año 1816 fue de gran porvenir para los patriotas pues regresaron al país numerosos oficiales que se había refugiado en las Antillas.  Se fortaleció la unidad patriótica, se integraron las guerrillas diseminadas y aisladas después del fracaso republicano en 1814 y se ganaron batallas que pusieron en manos patriotas todo el Oriente y región de Guayana.  En su mensaje al Congreso de Angostura, Bolívar volverá a insistir sobre la libertad absoluta de los esclavos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada