miércoles, 19 de junio de 2013

Muerte del General Rafael Urdaneta

            El 23 de agosto de 1845 murió en París a la edad de 57 años el general Rafael Urdaneta, víctima de penosa enfermedad que desde hacía tiempo venía padeciendo.
            El héroe de nuestra independencia y último presidente de la Gran Colombia fue sorprendido por la muerte cuando comisionado por el presidente de la República, Carlos Soublette, se dirigía a España para negociar un tratado de reconocimiento, de paz y amistad con la madre patria.  En aquellos días su nombre se mencionaba para dirigir los destinos de Venezuela una vez concluido en 1847 el período de Soublette.
            Urdaneta, nacido en Maracaibo el 24 de octubre de 1788, había cumplido una obra de lealtad de ingentes servicios como en las más jerarquizadas gestiones de la diplomacia, la administración y la política.  Bolívar tuvo para él  los mayores reconocimientos y una vez le dijo alborozado y orgulloso por la forma como respondía a las exigencias del momento de la emancipación:  “Usted es el eje de mis operaciones en el ramo de la guerra”

            Y era que Urdaneta no descansaba ni un instante en su oficio de guerrero.  Se cuenta que en 45 días participó en 27 combates y los 27 años de edad ya era General de División, es decir, en 1815, cuando aún la guerra comenzaba sin fortuna.  La historia relata con emoción patriótica el episodio de los cuatro mil soldados realistas que lo sitiaron en Valencia y él apenas con 280 hombres respondió con heroísmo a aquella singular orden de Bolívar:  “General defenderéis a Valencia hasta morir”.  Después fue aquel capitulo inenarrable de su retirada a Nueva Granada tras el nuevo sitio y capitulación de Valencia.  La segunda República agonizaba y Urdaneta, perseguido, sin municiones y subsistencias, con numerosos heridos y escoltando a una migración de centenares de personas, se abrió paso entre el ejército enemigo hasta llegar a la Nueva Granada.

2 comentarios: