jueves, 20 de junio de 2013

La Electricidad llega a Caracas


Ricardo Zuloaga, fundador de la Electricidad de Caracas
            El 8 de agosto de 1897 la luz eléctrica alumbró por primera vez el valle del Avila, gracias a la iniciativa del ingeniero venezolano Ricardo Zuloaga, fundador de la Compañía Anónima La Electricidad de Caracas.
            Pero no fue esta ciudad la primera de Venezuela, ya antes en 1888, había llegado a Valencia, segunda capital suramericana en adoptarla. 
            Este sistema eléctrico era distinto al que nos alumbra en la actualidad.  En vez de las clásicas bombillas de Edison se utilizaban lámparas de arco voltaico a base de carbones, los cuales renovaban periódicamente y para lo cual había que bajar y volver a subir la lámpara con una cadenita apropiada.
            El alumbrado comenzó por la Avenida Este de Caracas, entre la esquina de La Torre y la Cervecería Nacional.  Fue todo un acontecimiento deslumbrante del cual se enorgulleció el Presidente Crespo y su gabinete, primeros invitados de la empresa de electrificación forjada por el joven Zuloaga y un grupo de hombres emprendedores de la capital.

            La historia del alumbrado público en Caracas se inicio en 1752 cuando el gobernador don Felipe de Ricardos dispuso que cada familia colocara en la puerta o ventana de su casa un farol o candil en las noches que no fueran de luna.  El alumbrado entonces se hacía con manteca o aceite de coco.  Luego vinieron las velas de cebo, el kerosene, el carburo y el alumbrado con gas, ya en tiempos de Guzmán Blanco.  Antes de finalizar el siglo diecinueve, llega desde Alemania la primera planta eléctrica para el alumbrado público, Caracas contaba con 1.200 faroles de gas.  Las primeras ciudades que disfrutaron la energía eléctrica en Venezuela, además de Caracas, fueron Maracaibo (1888), Valencia (1889), Puerto Cabello (1891), Barquisimeto (1894) y Ciudad Bolívar en 1911.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada