domingo, 16 de junio de 2013

La Muerte del General Santiago Mariño


            El 4 de septiembre de 1854 murió en La Victoria el General Santiago Mariño, héroe de la independencia y uno de  los más netos prototipos del militarismo venezolano.
            Era cinco años más joven que Bolívar y murió a la edad de  66 años.  Había nacido en 1788 en el Valle del Espíritu Santo, Isla  de Margarita, del seno de una distinguida familia.  Se educó en Trinidad y al igual que Sucre, Arismendi, Bermúdez, Urdaneta, Páez y Piar, estuvo ausente de las jornadas del 19 de abril y del 5 de julio, pero sus proezas militares a partir de la expedición de Chacachacare, lo disparan a la celebridad.
            Perdida la primera República en 1812 con la capitulación de San Mateo, Bolívar decide en 1813 restablecer la República invadiendo por occidente mientras que Mariño lo hacía independientemente por el Oriente.  Más tarde en La Victoria, abril de 1814,  Bolívar y Mariño estrecharán sus manos y se conocerán personalmente por primera vez.  Tras la derrota de La Puerta, acompaña a Bolívar al exilio, expulsados ambos por Ribas y Piar que se habían declarado en Carúpano jefes supremos de la revolución.  Vuelve en la expedición de Los Cayos y en la Asamblea reunida en la Villa del Norte en Margarita fue nombrado segundo Jefe Supremo de Venezuela.
            Dueño nuevamente de la situación en Oriente, Mariño, unido a Bermúdez y Piar reprocha al Libertador su fracaso en Ocumare de la Costa y desconoce su autoridad.  Este se verá obligado a regresar a Haití, pero será llamado luego que Piar avanza en la Campaña de Guayana.  El fusilamiento de Piar replegó a Mariño y desde entonces manejó prudentemente su disidencia y oposición al Libertador.  No obstante, cuando andaba Bolívar en campaña por la Nueva Granada, trató de revolver las cosas en Angostura armando una poblada y sustituyendo a Zea por Arismendi en la Presidencia del Congreso.
            Mariño, eterno rebelde, rectifica después, se aplaca y acompaña al Libertador en la gran Batalla de Carabobo como Jefe del Estado Mayor.  Empero, se comportará luego como separatista de Venezuela de la Gran Colombia, aspirará infructuosamente dos veces la Presidencia de la República y hasta su muerte vivirá asociado al espíritu militarista que lo llevó a conspirar contra Vargas y a intervenir en el movimiento  de  Las Reformas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario