viernes, 28 de junio de 2013

La rebelión de Valencia


Cristóbal Mendoza

                El 13 de julio de 1811 el Congreso de la República dio facultades extraordinarias al ejecutivo para reprimir la rebelión que había estallado en Venezuela.
                Declarada la independencia absoluta de Venezuela el 5 de julio de 1811, los realistas organizados y diseminados a lo largo y ancho del territorio, reaccionaron ante la nueva realidad política que los despojaba de sus privilegios y dominios.
                Los primeros en sublevarse fueron los canarios organizados en Caracas, pero fracasaron al instante y dieciséis de ellos condenados a muerte.  Una semana más tarde estalló otro movimiento en Valencia contra la naciente república.  El Congreso Nacional, ante la gravedad del hecho, autorizó al Triunvirato integrado por Cristóbal Mendoza, Juan Escalona y Baltazar Padrón, para reprimir la rebelión haciendo uso de las facultades extraordinarias concedídales.

                La rebelión de Valencia había sido instigada por agentes de Cortaberría y contra ella salieron el mismo 13 de julio de 1811 tropas del Marqués del Toro y su hermano el general Fernando Toro.  La oposición de los realistas valencianos fue dura y firme y nada por someterlos, pudieron hacer los patriotas.  Francisco de Miranda tuvo que sustituir al Marqués del Toro en el mando de las tropas y logró apoderarse de la ciudad luego de cruentos combates en los que perdió alrededor de 300 hombres y tuvo 1500 heridos.  No obstante, el sabor de la victoria resultó efímero, pues, más tarde, Valencia caerá nuevamente en poder realista cuando Domingo Monteverde desde Coro emprende su campaña y se apodera de Carora, Barquisimeto y San Carlos, aprovechándose de la consternación y estado de confusión causados por el terremoto del 26 de marzo de 1812.  Comenzaba a languidecer la Primera República.

No hay comentarios:

Publicar un comentario