jueves, 13 de junio de 2013

Fundación de la OPEP


            El 14 de septiembre de 1960 Venezuela, Irán, Irak, Kuwait y Arabia Saudita deciden crear a raíz de una reunión en Bagdad, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con el fin de unificar sus políticas frente a los grandes consorcios para obtener un precio más justo y una explotación más racional de su petróleo.
            Como  abanderado de esta organización que sacó del letargo a los países subdesarrollados productores de una materia prima enérgica tan esencial en la marcha del mundo, fue el abogado y político venezolano Juan Pablo Pérez Alfonso, fallecido en Estados Unidos en septiembre de 1979 y quien para entonces era Ministro de Minas e Hidrocarburos del gobierno de don Rómulo Betancourt.  Pérez Alfonso se dio cuenta que la principal riqueza venezolana estaba al igual que la de otros países del Golfo Pérsico, explotada en forma irracional y a precios siempre bajos por poderosos consorcios petroleros internacionales basados en los países industrializados.  Se dio cuenta de que esta materia prima se acabaría algún día y tan pronto como persistiera el status de sumisión de los países exportadores.  De manera que para preservar en lo posible materia prima tan fundamental y obtener un beneficio justo, era necesario una organización como la propuesta OPEP capaz de hacer sentir su importancia en las condiciones del mercado petrolero mundial.

            La OPEP nació con cinco miembros y actualmente cuenta con trece:  siete árabes y seis no árabes, representantes de Asia, Africa y América Latina.  Al principio como toda empresa de su importancia y magnitud tuvo dificultades, pero cuando surgió la  crisis de 1973 y los árabes restringieron la exportación de petróleo se hizo evidente su utilidad.  Los precios del petróleo comenzaron a subir espectacularmente causando serios impactos en la economía mundial y la OPEP se convirtió en un centro de poder económico y político cuyas consecuencias son impredecibles en el orden internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada