viernes, 21 de junio de 2013

Rómulo Gallegos


            El 2 de agosto de 1884 nació don Rómulo Gallegos, insigne escritor venezolano.  Nació en una modesta casa de la esquina de “El Zamuro” en Caracas y fue bautizado con el largo nombre de Rómulo Angel del Monte Carmelo Gallegos y Freyre.
            La vida de Rómulo Gallegos, como ha ocurrido casi siempre con los grandes hombres de la humanidad, transcurrió en la pobreza y durante la época insosegada de Venezuela del siglo diecinueve.  De tenedor de libros y jefe de una estación ferrocarrilera, pasó a ser gracias a su inteligencia, estudios y disciplina, un extraordinario artista de la narrativa.
            Hombre mesurado, sereno e invariable, observó con dedicación el drama del hombre de su tierra y lo plasmó en sus obras a través de su vena intelectual, profusa e inagotable.  No solamente el drama del hombre venezolano sino el paisaje amplio y bucólico de su patria.

            La labor literaria de Rómulo Gallegos es intensa, subyugante y creadora y no se queda estacionada en el limbo de la espiritualidad sino que va más allá.  Rómulo Gallegos, aunque parezca paradójico, se hace político que es lo mismo que decir, se hace ciudadano integral y entra de lleno a la lucha cívica con ansias de escalar la posición estratégica para redimir al venezolano del drama angustioso en que se desenvuelve.  Pero vinieron exilios y tiempos infortunados que no amilanaron al escritor y al político, que no lo derrotaron ni lo envenenaron.  La gloria – escribió alguien – necesita sacrificios, renuncia, disciplina, y Gallegos supo hacer las tres cosas para conquistar el pedestal de las letras sobre el que hoy se yergue majestuosa su figura de intelectual insigne.  Gallegos murió en Caracas el 4 de abril de 1969.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada