jueves, 20 de junio de 2013

Ilmo José Ventura Cabello



            El 21 de agosto de 1817 falleció en la desierta isla de la Guacamaya el Obispo electo de la Diócesis de Guayana Don José Ventura Cabello.
            Murió a los 74 años de edad y a los 36 días de la toma de Angostura por los patriotas.  Perdida para siempre la provincia de Guayana, el general La Torre, el gobernador Fitz Gerald, la escasa guarnición, las familias y el gobernador de la diócesis Ilmo José Ventura Cabello emprendieron la retirada en varios barcos, pero el buque la Dolores donde iba el Obispo, algunas familias y varios enfermos y sacerdotes, quedó varado en la barra y sus ocupantes transportados a la isla de la Guacamaya.  Allí el obispo ya anciano y enfermo empeoró de sus males y falleció a los pocos días.  La Gaceta de Caracas, controlada por los realistas, publicó entonces que el venerable prelado había sido sacrificado escandalosamente por el General Arismendi.
            El “Correo del Orinoco” en su edición del 22 de agosto de 1818, con motivo del aniversario fúnebre de Monseñor Ventura Cabello, se refiere a esta nota de la Gaceta de Caracas y la califica de infame y se remite al Provisor Dr. Remigio Pérez Hurtado en cuyos brazos expiró el Obispo y quien testificó que el general Arismendi arribó a aquel punto cuando el Ilustre prelado había perdido todo conocimiento y “se esmeró en asistirle personalmente y mostró el más vivo sentimiento de que no hubiesen llegado a tiempo los remedios y los socorros que le llevaba”.
            Prosiguiendo el “Correo del Orinoco” a propósito de la infamia contra Arismendi, decía:  “En todas las gacetas del mundo se publican noticias falsas o equivocadas; pero se publican de buena fe, y el tono mismo de sus redactores indica a los que saben leer, no a todos los que leen, el grado de crédito que se le puede dar.  Se tiene además el cuidado de informar al público, luego que se obtienen datos más positivos.  Estaba reservado a los españoles establecer una gaceta, y Gaceta Oficial, consagrada especialmente a la mentira, a la impostura, a toda especie de calumnias y falsedades, y burlarse del mundo civilizado, solo por el empeño estólido de degradarnos”.

            Monseñor José Ventura Cabello nativo de Cádiz, fue designado Obispo en 1809 y en calidad de Cura Vicario residía en Angostura desde 1773.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada