sábado, 22 de junio de 2013

Prisión de Miranda


            El 30 de julio de 1812 los patriotas Simón Bolívar, Miguel Peña, el coronel Manuel María de las Casas, Paz Castillo, Manuel Mires, Manuel Cortés, Tomás Montilla, Chantilón, Carabaño, Rafael Castillo, José Landaeta y Juan José Valdéz, se reunieron en La Guaira para considerar lo referente a la capitulación de Miranda.  Al final la condenan, critican, y ante la noticia dada por el coronel Casa León, a la sazón gobernador militar de la ciudad, de que el generalísimo embarcaría al día siguiente, resuelven apresarlo.
            En efecto, Miranda había llegado por la noche a La Guaira y estaba listo par a embarcarse al día siguiente a bordo del “Saphire”, velero que debía zarpar del puerto el 31 de julio.  Pensaba pernoctar en la residencia del gobernador militar, su aparente amigo el coronel de la Casa.  Esa misma noche don Pedro Gual, quien debía viajar en comisión a los Estados Unidos, supo de su estada y se dirigió a donde estaba Miranda para reclamarle su presencia allí.  Cuentan que el generalísimo respondió a Gual:  “He llegado a un acuerdo con el enemigo sobre una  capitulación  honorable.  ¿Capitulación?  - inquiere Gual y pregunta  con  tono admonitivo - ¿Cómo puede usted contar con la fe de los españoles? ¿No se acuerda usted del Cuzco, del infortunado Tupac Amaru, del obispo Moscoso? A lo que responde sonreído el Generalísimo:  ´los españoles están ellos en revolución y se cuidarán de faltar a los compromisos contraídos”.

            Miranda en el curso de la conversación trata de convencer a don Pedro Gual de que la capitulación era lo más conveniente y que esto le permitirá ir a Nueva Granada a buscar ayuda de Nariño para volver por la reconquista del país.  Mas los patriotas reunidos en consejo se opusieron a sus planes y lo calificaron de traidor.  Monteverde que se acercaba a Caracas, aprovechó la coyuntura para con la virtual anuencia de los patriotas impedir la salida de Miranda, hacerlo prisionero y remitirlo a las cárceles de Puerto Cabello, Puerto Rico y finalmente Cádiz, donde murió en 1816.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada